La diferencia entre un híbrido y un híbrido enchufable

¿Sabes cuál es la diferencia entre un híbrido y un híbrido enchufable? Sin duda, una cuestión importante a la hora de comprar un coche. Aquí queremos explicártela para que, cuando veas ambos conceptos en Autohero, sepas exactamente a qué hacen referencia.

¿Qué diferencia hay entre híbrido e híbrido enchufable (PEHV)?

comprar un coche híbrido

Para entender la diferencia entre hibrido e hibrido enchufable debes conocer sus similitudes en primer lugar. Ambos conceptos hacen referencia a vehículos equipados con un grupo propulsor doble. Este se encuentra formado por un motor de combustión interna (generalmente, de gasolina, diésel con menos frecuencia) y un motor eléctrico. Ambos, según los requisitos de potencia y las circunstancias de conducción, pueden funcionar individualmente o en conjunto.

En los dos casos, como conductor no tienes que elegir entre usar un motor u otro. El vehículo, gracias a su complejo sistema de gestión electrónica, decide cuándo es necesario utilizar solo uno o los dos. Así que, a la hora de conducir, no hay diferencia entre híbrido e híbrido enchufable. Tampoco entre cualquiera de ellos y un coche convencional de gasolina, diésel o cualquier otro combustible fósil alternativo, como puede ser el gas licuado de petróleo (GLP) o el GNV (gas natural vehicular).
¡Apúntate a nuestra newsletter!
¡Mantente siempre al día! Consigue recomendaciones exclusivas, mantente al día de las últimas noticias de Autohero y mucho más.

Autorrecarga o toma de corriente

Ahora sí, ya podemos hablar de la diferencia entre hibrido e hibrido enchufable. Esta se encuentra, fundamentalmente, en la posibilidad de conectar el vehículo a una toma de corriente o no. Cuando leas o escuches el término “híbrido”, a lo que realmente se está haciendo referencia es a un vehículo que aprovecha la energía cinética generada por su propio movimiento al frenar para recargar sus baterías. Esto es algo que realiza de forma automática. Si te gusta la Fórmula 1, seguro que te acuerdas del KERS. Pues este es un sistema parecido.

La diferencia entre híbrido e híbrido enchufable más importante está en el modo de carga. El primer tipo se recarga durante el frenado, mientras que el segundo, aunque también usa el mismo sistema, ofrece la posibilidad de connectarlo a la red eléctrica para dar mucha más autonomía al motor eléctrico. Esta tarea se puede realizar a través de las estaciones de carga situadas en muchas gasolineras o a través de un enchufe doméstico si cuenta con la instalación adecuada. Lo más habitual es que se lleve a cabo en garajes y parkings.

Otras diferencias

Ha quedado claro que la principal diferencia entre hibrido e hibrido enchufable está en la posibilidad de conectarlo a una toma de corriente o no para recargar sus baterías. Sin embargo, esta característica conlleva otras. Las más importante de todas ellas es que las baterías de los vehículos híbridos enchufables son mucho más grandes y potentes. Esto les permite ofrecer una autonomía mucho mayor y, por tanto, multiplicar varias veces la distancia que son capaces de recorrer en modo 100 % eléctrico.
trayectos más cortos y a velocidades inferiores. Por ejemplo, tal vez no sean capaces de recorrer más de 10 kilómetros a velocidades máximas de 50 km/h en ciudad. En cambio, los enchufables pueden multiplicar varias veces esa distancia. Generalmente, entre los 60 y los 70 kilómetros a esa misma velocidad, aproximadamente.

Hay otra diferencia entre hibrido e hibrido enchufable que debemos comentar. Hablamos, cómo no, de la pegatina de certificación ecológica proporcionada por la DGT. En este sentido, los coches híbridos autorrecargables traen de serie la pegatina ECO. Por su lado, los híbridos enchufables, siempre que sean capaces de ofrecer una autonomía superior a los 40 kilómetros, obtienen la etiqueta CERO. No hay otra que brinde mayores beneficios en términos impositivos y a la hora de circular por grandes ciudades.

¿Híbrido o híbrido enchufable, cuál es mejor para ti?

acheter une voiture en leasing maintenant
Ya conoces la diferencia entre hibrido e hibrido enchufable, así que llega el momento de ayudarte a decidir cuál es la mejor opción para ti. En este sentido, el punto más importante de todos es si tienes la posibilidad de acceder fácilmente a un punto de carga público o privado o no. Por ejemplo, si tienes un garaje, no tendrás problemas en instalarlo y en dejarlo cargando todas las noches. Como dato curioso, la comunidad de propietarios no puede negarse a que lo pongas dentro de tu plaza.

En cambio, si el vehículo va a dormir en la calle, tus opciones de cargarlo durante la noche van a verse reducidas drásticamente. Algo muy importante si, por ejemplo, tienes que usar el coche todos los días. Por ello, en caso de que no puedas disponer de ese punto de carga con asiduidad, nuestro consejo es que apuestes por un híbrido autorrecargable en lugar de por un híbrido enchufable. Sus baterías pesan menos y, al circular con el motor de combustión, gastarás menos.

¿Por dónde sueles conducir?

La diferencia entre hibrido e hibrido enchufable se nota bastante en el precio. De hecho, un modelo híbrido enchufable puede costar entre 5000 € y 8000 € más que un híbrido autorrecargable idéntico. Una diferencia que, como es obvio, no se amortiza realizando 10 000 o 15 000 kilómetros. Sin embargo, la verdadera clave no está en la cantidad, sino en los lugares en los que se recorre esa distancia.

Por ejemplo, si tus desplazamientos diarios no exceden los 50 kilómetros y solo realizas viajes largos de forma puntual, entonces no lo dudes. Lo más probable es que con la autonomía del híbrido enchufable tengas suficiente para moverte sin necesidad de activar el motor de gasolina. Para que te hagas una idea, recorrer esos 50 kilómetros en moto eléctrico supondrá, aproximadamente, 1 € en la factura de la luz. En cambio, equivaldría a entre 4 € y 5 € en el surtidor de la gasolinera.

Un híbrido enchufable te saldrá rentable si haces trayectos cortos a diario. Si no es así, opta por un híbrido autorrecargable.

Por su parte, si no utilizas el coche todos los días o sueles hacer trayectos largos, entonces apuesta por el híbrido autorrecargable. ¿El motivo? Con el híbrido enchufable no vas a tener autonomía suficiente para realizar los trayectos. Y, de media, sus baterías oscilan entre los 120 kg y los 150 kg de peso. Cifras que impactan de forma muy notable en el consumo de carburante del motor de combustión.

Beneficios fiscales, de acceso a núcleos urbanos y de uso de la vía

Como dijimos antes, los híbridos enchufables con más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica cuentan con la etiqueta CERO de la DGT. Los híbridos autorrecargables se quedan con la ECO, que está en un rango inferior. ¿Qué implica esto? En primer lugar, que si luces la etiqueta ECO, tal vez no puedas acceder a determinadas zonas de tu municipio de residencia (Madrid y Barcelona son buenos ejemplos). En cambio, con el certificado CERO no tendrás ningún problema al respecto. Ni siquiera durante episodios de alta contaminación.

Además, la etiqueta CERO te permitirá usar carriles de alta ocupación (BUS VAO) sin restricciones. Incluso aunque vayas solo en el coche, aunque todo depende de lo dictaminado por las autoridades locales. Por su parte, también te verás exento de pagar el impuesto de matriculación durante la compra, así como de abonar anualmente el impuesto de vehículos de tracción mecánica de tu municipio (si tu coche es ECO, la rebaja será de un 75 %). Incluso podrás aparcar en zonas de estacionamiento regulado sin pagar nada en muchas zonas de España.
¡Apúntate a nuestra newsletter!
¡Mantente siempre al día! Consigue recomendaciones exclusivas, mantente al día de las últimas noticias de Autohero y mucho más.

Conclusiones

achat véhicule leasing

En definitiva, la diferencia entre hibrido e hibrido enchufable se encuentra, principalmente, en el modo de cargar sus respectivas baterías. Ambos utilizan la energía generada durante la frenada, pero solo estos últimos necesitan conectarse a la red eléctrica para recobrar completamente su autonomía. Sin embargo, debido a las características de cada uno, hay otras muchas diferencias relacionadas, principalmente, con las restricciones de acceso y el pago de tasas e impuestos.

En cualquier caso, la decisión de comprar un híbrido o un híbrido enchufable depende de muchos factores. Eso sí, estos vehículos son algunas de las soluciones de movilidad más eficientes y respetuosas con el medioambiente que existen en estos momentos. ¡Tenlo en cuenta y elige el coche híbrido perfecto para ti en Autohero!

Preguntas frecuentes sobre coches híbridos e híbridos enchufables

¡Encuentra el coche de tus sueños en Autohero!
Encuentra tu coche ahora