Cómo llevar a un recién nacido en el coche

Convertirse en padres es una experiencia llena de felicidad e ilusión, pero también conlleva una gran responsabilidad. Una de las dudas más frecuentes consiste en cómo debemos transportar a un bebé para cumplir con la normativa vigente y, evidentemente, garantizar su seguridad. Sigue leyendo para descubrir cómo llevar a un recién nacido en el coche de forma segura.

Normativa en España

La normativa ECE R129, también conocida como «i-Size», regula la seguridad de los bebés en el coche y determina una serie de características que todas las sillas para bebés deben cumplir según la estatura del niño, mientras que, anteriormente, la normativa ECE R44 se basaba en el peso del bebé. Sin embargo, ambas normativas son válidas y solo necesitas cumplir con una de las dos.

Los sistemas de retención infantil (SRI) se clasifican en varios grupos según la altura del bebé, por lo que debes asegurarte de que la silla que utilizas sea del grupo correcto, y sustituirla a medida que tu hijo vaya creciendo. Como norma general, cuando la cabeza del bebé sobrepasa la altura máxima de la silla, esto indica la necesidad de cambiarla de inmediato.

4 consejos para transportar al recién nacido en un vehículo

A la hora de llevar a un bebé en el coche, un sistema de retención infantil ayuda a garantizar su seguridad. Según la OMS, una silla de coche para bebés correctamente instalada reduce las posibles lesiones entre un 50 y un 80 %.

Tal y como comentamos en un artículo previo, el sistema Isofix es uno de los mejores elementos de seguridad para el transporte de bebés que existen. Está formado por varios anclajes integrados en la carrocería del vehículo y que permiten enganchar la silla para bebés mediante unas barras rígidas, además de un anclaje complementario en la parte superior o inferior.

A continuación, hemos recopilado algunos consejos que te pueden ser útiles para llevar a un recién nacido, más allá del sistema Isofix:

  • Posición de la silla
  • Cinturón de seguridad de tres anclajes
  • Ropa de bebé adecuada
  • Capazos de seguridad especiales


¡Apúntate a nuestra newsletter!
¡Mantente siempre al día! Consigue recomendaciones exclusivas, mantente al día de las últimas noticias de Autohero y mucho más.

Consejo 1: Posición de la silla

Nuestro primer consejo para llevar a un recién nacido en el coche consiste en colocar la silla de forma adecuada, es decir, en la parte trasera del vehículo. Concretamente, nuestra recomendación es ubicarla en el asiento central trasero para una mayor seguridad frente a las colisiones laterales.

En líneas generales, se recomienda instalar la silla a contramarcha, es decir, en sentido contrario a la circulación, como mínimo hasta los cuatro años de edad o 105 cm de altura. También es importante considerar que, en los viajes largos, los recién nacidos no deberían estar sentados dentro del vehículo más de una hora.

Tipo de silla y otras consideraciones

Para escoger una silla para bebé adecuada, hay que fijarse en la altura y el peso del niño, ya que la silla debe cumplir con una de las dos normativas vigentes como mínimo. Nuestra recomendación es basarnos en la estatura del niño, ya que se trata de la normativa más reciente. El modelo también tiene que ser compatible con el sistema de fijación del coche.

En el caso en que el bebé deba viajar en el asiento delantero, ya sea porque el vehículo no cuenta con un sistema de fijación adecuado o porque los asientos traseros están ocupados por niños de menor estatura, la silla debe colocarse en sentido contrario a la circulación y, además, es obligatorio que el airbag esté desactivado.

Consejo 2: Cinturón de seguridad de tres anclajes

Otra opción para llevar a un bebé recién nacido en el coche es utilizar un cinturón de seguridad de tres anclajes, el cual va incorporado de serie en todos los automóviles hoy en día. Se trata de un sistema de seguridad que fue desarrollado en 1959 por Nils Bohlin, un ingeniero de Volvo Cars.

Más de 60 años después, nadie ha encontrado un sistema más eficiente que este para llevar a un niño, si bien ha sufrido modificaciones a lo largo de los años. De hecho, en algunos coches modernos los cinturones de seguridad se retraen automáticamente cuando los sensores indican la posibilidad de una colisión.

Montaje de un cinturón de seguridad de tres anclajes

En este caso, debes extraer el cinturón de seguridad y pasarlo por las marcas de la silla para bebés, que suelen estar pintadas en otro color, hasta que quede enganchado en la parte inferior del asiento. Una vez colocado, tan solo queda estirar el cinturón para asegurarse de que la fijación está bien sujeta y que no se moverá durante el trayecto.

Algunas sillas disponen de un cinturón con imanes, lo que permite realizar el montaje de forma mucho más rápida, además de permitir colgar el cinturón con los imanes mientras colocamos al bebé en la silla. Recomendamos practicar el montaje previamente para asegurarnos de no cometer errores en el momento de hacerlo con el bebé, con todas las distracciones que eso supone.


¡Apúntate a nuestra newsletter!
¡Mantente siempre al día! Consigue recomendaciones exclusivas, mantente al día de las últimas noticias de Autohero y mucho más.

Consejo 3: Ropa de bebé adecuada

Sujetar la silla es tan importante como que el bebé viaje en una buena posición, por lo que es esencial quitarle la ropa de abrigo que pueda llevar puesta para que esté cómodo. Esto facilitará colocarle los arneses y que se ajusten mejor a su cuerpo, incrementando la seguridad.

La planificación es vital para que todo salga bien cuando llevamos a un recién nacido en el coche. Si ves que el bebé viaja muy «suelto» y no deja de moverse en la silla, puedes utilizar un saco para bebés adaptado, que le permitirá mantener una posición óptima en todo momento sin poner en riesgo su seguridad.

Así pues, la ropa de abrigo no es adecuada para transportar a un bebé en el coche, sino que es preferible utilizar mantas y sacos para bebés, los cuales están disponibles en varias versiones, tanto para la época de invierno como durante el verano.

Consejo 4: Capazos de seguridad especiales

Finalmente, los capazos de seguridad especiales son una alternativa a las sillas para bebés. Este método es especialmente útil para llevar en el coche a recién nacidos, ya que les permite permanecer en posición horizontal durante el trayecto.

En los primeros meses de vida, los bebés suelen tener una musculatura muy débil y no logran controlar la posición de la cabeza, lo cual puede desembocar en un exceso de movimiento, dificultades para respirar e incluso una pérdida del equilibrio y del control de la cabeza.

La mayoría de capazos de seguridad para recién nacidos disponen de un kit de instalación homologado y deben instalarse en sentido cruzado o transversal a la dirección de la marcha. Para sujetar el bebé dentro del capazo, se puede utilizar un cinturón de seguridad o un arnés especial de tres puntos.


¡Apúntate a nuestra newsletter!
¡Mantente siempre al día! Consigue recomendaciones exclusivas, mantente al día de las últimas noticias de Autohero y mucho más.

Preguntas frecuentes sobre cómo llevar a un recién nacido en el coche

¡Encuentra el coche de tus sueños en Autohero!
Encuentra tu coche ahora